viernes, 6 de diciembre de 2013

El Águila de San Juan Evangelista

 
 

A San Juan Evangelista siempre se le representa junto a un águila, antes de conocer los motivos vamos a conocer la vida de este apóstol.

San Juan Evangelista en Patmos (1510-1520). Mestre de Lourinha

 
Este apóstol fue el discípulo más amado por Jesús. Nació en Galilea. Hijo de Zebedeo y hermano de Santiago el Mayor. Su oficio era el de pescador.
Juan Evangelista formó parte, junto con Pedro y Santiago, del pequeño grupo de preferidos que Jesús llevaba a todas partes y que presenciaron sus más grandes milagros. en la última cena tuvo el honor de recostar su cabeza sobre el corazón de Cristo.
Fue el único de los apóstoles que estuvo presente en el Calvario al morir Jesús. cristo le encomendó que se encargara de cuidar a la Madre Santísima María, como si fuera su propia madre, diciéndole: "He ahí tu madre" y diciendo a María "He ahí tu hijo"
El domingo de resurrección, fue el primero de los apóstoles en llegar al sepulcro vacío de Jesús.
Al dispersarse los apóstoles después de Pentecostés se marcha junto a María Santísima a Asia menor, a Éfeso, situada en la actual Turquía, donde fundó gran cantidad de comunidades cristianas. Se encargó de cuidar a María Santísima cumpliendo el mandato de Jesús y la acompañó hasta la hora de su muerte.
El emperador Domiciano quiso matar al apóstol San Juan y lo hizo echar en una olla de aceite hirviendo, pero él salió de la olla más joven y más sano, entonces fue desterrado a la isla de Patmos, donde escribió "el Apocalipsis".
Muerto Domiciano, San Juan regresa a Éfeso donde escribe el "Evangelio según San Juan" y sus "Cartas" .
Según San Epifanio San Juan murió hacia el año cien, a los 94 años de edad. Fue el único apóstol al cual no lograron matar los perseguidores.

 San Juan Evangelista en Patmos. Diego de Aguilar
 
 
 

 San Juan Evangelista es representado por un águila porque es el escritor de la Biblia que se ha elevado a más grandes alturas de espiritualidad con sus escritos. Se remontó al cielo hablándonos de la eternidad del verbo. La elevación de su espíritu y de su estilo y lenguaje lo hacen volar a lo más alto, y las águilas están consideradas como las aves que vuelan más alto.
 
Han sido muchos los artistas que nos han dejado muestras de esta simbólica unión, esta es una pequeña muestra.
 
  
 San Juan Evangelista en la isla de Patmos. Diego Velázquez.
 
 
Este cuadro esta conservado en la National Gallery de Londres, perteneció al convento de las carmelitas descalzas de Sevilla. Pintado hacia 1618 nos muestra a san Juan sentado escribiendo el apocalipsis, con su símbolo, el águila, a su lado.
Velázquez en lugar de mostrarnos a San Juan como un hombre anciano, tal como era cuando escribió el apocalipsis, pinta al santo como un hombre joven. El rostro está particularizado; no muestra idealización y con el bigote resulta típicamente español.
 

 

 San Juan Evangelista en Patmos. Cosmé Tura
 
 
Antes de ingresar en la colección Thyssen-Bornemisza, en 1976, este cuadro formó parte de tres colecciones particulares. Cosmé Tura interpreta el tema con un San Juan tumbado en primer término que lee plácidamente y al que acompaña un águila que reposa tranquilamente en su brazo. el ave despliega sus alas y acerca su cabeza al libro para seguir a San Juan en su lectura. La pintura se ha fechado en la primera mitad de la década de 1470. 


Escultura de San Juan Evangelista, Martínez Montañés 1637
 
 
Alonso Cano en 1635 se compromete mediante escritura pública a realizar un retablo dedicado a San Juan Evangelista para la iglesia del convento de Santa Paula de Sevilla, perteneciente a religiosas jerónimas.
El retablo consta de un banco sobre la mesa del altar, que contiene el sagrario y dos pinturas de San Juan evangelista a ambos lados.
Sobre el banco se abren tres calles. La calle central alberga la escultura de San Juan Evangelista con si signo, el águila, obra de Juan Martínez Montañés.
En un principio, Cano se comprometió a pintar diez cuadros, pero el proyecto se modificó con la inclusión de escultura por lo que al final el granadino sólo pintó ocho lienzos, con escenas de la vida de San Juan. Esas ocho pinturas fueron robadas por Soult.
 
  Retablo dedicado a San Juan Evangelista. Convento de Santa Paula
 
.................................................................................................

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario